En el matrimonio ¿Bienes separados o mancomunados?

México presenta dos opciones en el matrimonio para elegir el tipo de régimen patrimonial que queremos: Ya sea de bienes separados o mancomunados.

En todo matrimonio es una opción importante decantarse por uno y por otro; ya que es una de las decisiones más criticas y complicadas de todo el proceso de casamiento.

¿Bienes separados o mancomunados?

Veamos, a continuación, las dos opciones (separación de bienes y bienes mancomunados), sus ventajas, desventajas y toda la información que tienes que tener sobre ellas antes de casarte y sacar el acta de matrimonio.

¿Cómo funciona el régimen de separación de bienes en el matrimonio?

El matrimonio bajo el régimen de bienes separados o de separación de bienes significa que los bienes que cada uno tiene en el momento del matrimonio y después de este permanecen como están. Es decir, las propiedades de cada cónyuge son suyas y sólo suyas.

Hay dos tipos diferentes de separación de bienes:

Tipos de separación de bienes
  • Separación de bienes absoluta: Los bienes que cada uno de los cónyuges tiene antes del casamiento permanecen en su poder y sólo en el suyo. La otra persona no tiene ningún derecho legal sobre ellos.
  • Separación de bienes parcial Si algunos de los bienes o propiedades no se especifican correctamente en el documento de separación de bienes se convierten en propiedad de ambos contrayentes.

Y una vez ya casados cada bien, activo o propiedad que se adquiera ha de especificarse de quien es o pasara a formar parte de ambos.

Del mismo modo, el régimen también aplica a los compromisos financieros, lo que significa que los consortes podrán disponer sin autorización del otro sobre sus bienes o adquirir cualquier tipo de deuda o crédito.

¿Cómo funciona el régimen de bienes mancomunados en el matrimonio?

El régimen de matrimonio de bienes mancomunados o también conocido como régimen de sociedad conyugal consiste en que los contrayentes compartan los bienes adquiridos antes del matrimonio, sin importar a cuál de los dos pertenezca. La propiedad legal del bien pasa a ser en iguales condiciones de ambos.

A diferencia de la separación de bienes, este régimen patrimonial sí comparte las deudas adquiridas y su responsabilidad de cumplimiento. Es decir, que si uno adquiere un crédito durante el matrimonio, ambos estarán obligados a su cumplimiento, aunque sólo uno haya aceptado el crédito otorgado.

¿Qué sucede en caso de divorcio o muerte de alguno de los cónyuges?

En este caso dependerá de si tenemos régimen de bienes separados o mancomunados.

En el primer caso, el patrimonio de cada consorte queda asegurado y no se repartirá, salvo excepciones como en el caso de fallecimiento si aparece el reparto de bienes en el testamento.

O también, cuando uno de los dos se dedico a cuidar el hogar familiar le corresponde por ley la mitad de los bienes adquiridos durante el matrimonio.

separación de bienes o bienes mancomunados (sociedad conyugal)

Por otro lado, en la sociedad conyugal siempre le corresponde la mitad de las propiedades y activos a cada uno.

Ventajas y desventajas de los regímenes de matrimonio

¿Bienes separados o mancomunados? Este es un requisito indispensable para casarse por lo civil en México.

Las ventajas y desventajas de cada modalidad de régimen patrimonial son totalmente subjetivas, ya que dependen totalmente del patrimonio inicial de cada uno de los cónyuges, del valor personal que le den al mismo y de como maneje cada uno sus activos y propiedades.

Por un lado, la sociedad conyugal busca unificar la gestión de los bienes y, por mutuo consentimiento de los cónyuges, las transferencias de las propiedades al %. Y la separaciones de bienes tiene por objeto que los cónyuges no pierdan el control sobre su propio patrimonio.

Es importante tener en cuenta que ambos regímenes patrimoniales se pueden modificar durante el matrimonio.

¿Bienes separados o mancomunados?¿Qué elijo?


La definición de un acuerdo prematrimonial no es una decisión que necesariamente permanece en vigor durante toda la duración del compromiso, por lo que ambos regímenes pueden modificarse en presencia de un notario que puede asegurarse de que se ajusten a las necesidades de los cónyuges.

Una declaración madura y sensata, basada en la gestión del patrimonio familiar, es la clave para que la vida en pareja se desarrolle desde el principio con paso firme y bien estructurado.

El hecho de que esta decisión se tome por consentimiento mutuo de los futuros contrayentes contribuye a la claridad en sus finanzas y previene disputas administrativas.

Con este documento, así como con la constancia de soltería, el certificado médico prenupcial y el resto que necesita para casarse que tiene en el siguiente enlace, ya tiene todo lo que necesita para casarse.